martes, 31 de agosto de 2010

Dans une mémoire de Laurent Fignon (en memoria de Fignon)

Se me hace durísimo escribir estas líneas, no tengo palabras, sencillamente. Laurent Fignon nos ha dicho adiós, casi sin tiempo para despedirse. Sufría un cáncer de páncreas.
En este momento, tengo una sensación extraña. La muerte de un ciclista como Laurent, "de uno de la famila", ya que todos hemos oído hablar multitud de veces de él, me ha dejado compungido. Estoy muy triste porque no se merecía este final. A todos nos sienta mal ver a un ciclista quedarse en un puerto como les pasa los sprinters, caerse en una curva como le pasó a Óscar Pereiro... y muchas cosas más, que a todos nos duelen, pero, no cabe duda de que las muertes no sólo nos duelen, sino nos repatean hasta más no poder.
Laurent, según se cuenta, era una persona con un carácter un poco especial, pero ha habido pocos ciclistas como él.
Todos recordamos a aquel ciclista como era Laurent, con una coleta, pero con poco pelo por la frente (se dice que por eso perdió un Tour de Francia "por los pelos", ya que por raro que parezca, le frenaban.)
Laurent no cabe duda de que era un gran ciclista. Sus victorias más destacadas son: dos Tour de Francia (1983 y 1984) y un Giro de Italia.
Aunque yo soy el que está escribiendo esto, tanto Juan Carlos Vicente (mi padre y sufrido probador de la BH Contour 6.4) y yo, estamos... ¿Cómo decirlo?¿Apenados?¿Tristes? Todos los adjetivos se nos quedan cortos.
Laurent, fuiste capaz de ganar el Tour, has recibido alguna crítica sobre tu carácter, pero espero que esta escalada al cielo la hayas ganado. Todos tus aficionados esperamos recibir pronto una carta tuya en nuestros buzones para saber cómo te va por allí subiendo los puertos. Has pasado la etapa más dura de tu vida, ahora, te toca descansar.
También quiero dar muchos ánimos a la familia, que seguro que los necesita.

domingo, 29 de agosto de 2010

Xavier Tondo, al Movistar


Kavier Tondo, el famoso ciclista que, actualmente esá en el Cervélo, acaba de fichar esta mañana por el equipo Movistar. No cabe duda de que es una gran elección.
Al desaparecer el equipo Cervélo, Xavier era uno de los mejores "dulces" para los equipos y, no cabe duda de que poco a tardado Eusebio Unzúe para ficharlo.
Xavier será uno de los ciclistas claves para las grandes vueltas. No hay duda de que este año ha mejorado notablemente en el Giro de Italia siendo gregario de Carlos Sastre. Además, de no haber sido por el virus que tuvo, podía haber optado a un buen puesto en la general.
"Cuando el ciclismo me empezó a gustar fue gracias a Perico e Indurain y el año que viene al fin estaré en el mismo equipo. Los sueños a veces se hacen realidad". Desde luego, Xavier está muy contento.
Como he dicho al comienzo de la noticia, es un buen fichaje y seguro que hará mucho daño al resto de los equipos. El hecho de que desparezca el equipo Cervélo es muy grave, no vamos a dudarlo, pero, con esto, todo cambia.
Xavier, te deseo que tengas mucha y suerte y puedas ganar grandes vueltas.

sábado, 28 de agosto de 2010

Frank, eres un gran ciclista

Todos los que estamos algo puestos en el ciclismo actual hemos oído hablar alguna vez de los hermanos Schleck, sobre todo de Andy. Pues bien, a mí, ahora, me gustaría habla de Frank Schleck.
Creo que es mucho mejor ciclista y persona que su hermano Andy o, por lo menos, tiene mejor amueblada la cabeza, por mal que le siente a muchos. Yo, personalmente, a Andy lo tengo por una persona lista, pero, a mí tampoco me cabe duda de que su hermano es mucho más inteligente que él o, por lo menos, aparenta serlo.
También creo que se le está dejando un poco a parte, y ha hecho muy bien al querer hacer muy buen puesto en la Vuelta. Su hermano (y muchas veces él, también hay que reconocer lo negativo, pero sobre todo Andy), vienen a la Vuelta con la intención de hacer una o, como mucho, una semana y media y retirase, porque tan sólo piensan en dos ó tres carreras al año y, al resto, van casi siempre por compriso. Pero, reitero, aunque muchas veces lo han hecho los dos, lo hace especialmente Andy Schleck.
He visto, en mi Facebook, alguna que otra crítica que le han hecho a Andy, y tienen toda la razón: sólo se centra en el Tour y, alguna que otra vez, en una clásica como, por ejemplo, la Lieja-Bastogne-Lieja.
Frank, por el contario, como he dicho, alguna vez lo ha hecho, hay que reconocer lo bueno y lo malo, pero, también vuelvo a decir que menos.
Ahora bien, también quiero decirle una cosa a Andy Schlek: Andy, pese a que tu hermano va a ir fuerte en la Vuelta y tú sólo vas a ayudarle, me gustaría decirte, pese a todo lo dicho, que eres un grandísimo ciclista, y que no me extraña lo más mínimo que, algún día, le ganes un Tour al mismísimo Contador.
También me gustaía decirle a Frank los siguiente: me haría mucha ilusión que hagas puesto en la Vuelta a España.
Por cierto, sé que me he pesado un poco con las críticas, de verdad, pero es mi opinión y, como he puesto unas pocas líneas más arriba, yo admiro a Andy, pero esta es mi opinión.

viernes, 27 de agosto de 2010

Los dos equipos más importantes de los 80

Todos recordamos (unos por vídeos, otros por vivir aquella época), la época Miguel Indurain, Pedro Delgado, Cabestany, Marino Lejarreta, Eduardo Chozas... Bueno, pues algunos de estos y muchos más estuvieron, unos antes y otros después, en los dos equipos más importantes de aquella época: la ONCE y el Banesto. A mi, ahora, me gustaría recordar a aquellos dos equipos.

-Reynolds/Banesto
Este equipo puede presumir de haber tenido a Perico Delgado y a Miguel Indurain, el ciclista español que más Tours de Francia ha ganado y el primero en ganar el Giro y por partida doble. José Miguel Echávarri y Eusebio Unzúe fueron los directores, aunque hubo una época, cuando Mikel Zarrabeitia y el famoso ciclista Antonio Martín Velasco (al que, tanto Juan Carlos como yo le sacamos parecido con Contador) estaban en el Amaya, que se unieron a Javier Mínguez. Al igual que la ONCE, tenían equipo amateur, y, tenían mucha rivalidad con el equipo ONCE. En la época de Reynolds, el corredor más destacado era Perico. En la de Banesto, no cabe duda de que Miguel Indurain se lleva todo.
Tampoco quiero olvidarmde de los Chava Jiménez, Ángel Arroyo, Julián Gorospe, Olano...
Menos una temporada que llevaron las bicis de la marca Razesa, siempre fueron fieles a Pinarello y a Campagnolo.
Desde aquí me gustaría decir a todos y cada uno de los corredores que pasaron por allí que, no cabe duda de que este fue uno de los mejores equipos en el Tour de Francia y que todos y cada uno de vosotros os lo trabajábias mucho, ya fuera en el campo aficionado o en el profesional.

ONCE
Algunos me sacaréis cantares por hablar de este equipo, pero os voy a decir una cosa: no ha ha habido un equipo tan peleón como este. Manolo Saiz ha tenido a grandes corredores: Cabestany, Cañada, Beloki, Olano, Sastre, Contador... Han sido capaces de ganarle la Vuelta España a todo un Miguel Indurain, gracias a Melcior Mauri. Como directores generales ha tenido a los siguientes: Manolo Saiz, Neil Stephens, Herminio Díaz Zabala, Marino Lejarreta y Alberto Leanizbarrutia.
Manolo Saiz tenía un temperamento de mucho cuidado; tuvo serios problemas con ciertas personas por su caracter. Todos sus corredores lo recuerdan como una gran persona.
Manolo estuvo a punto de fichar a Miguel Indurain, pero el navarro prefirió decir adiós, después de meritarlo muchas veces.

El triatlón

No cabe duda de que, si queremos practicar más de un deporte, y, además, pracicamos ciclismo, atletismo o natación, nuestro "multideporte" será el trialtón. Hace un tiempo, entrevisté a un triatleta, Antonio Alix, y os aseguro que, de esa entrevista, podréis sacar conclusiones. Yo, personalmente, he cogido alguna opinión de las que Antonio me dijo, y, junto con un poco de información que he recogido de diferentes sitios, espero que este artículo os sirva para atreveros con el triatlón.

Los orígenes del triatlón

Muchos hemos oído hablar de aquella apuesta que hicieron en Hawaii unos cuantos marines americanos, sobre cuál era la prueba más dura de las celebradas en esta isla.
Os puedo asegurar que se hacían pruebas que no eran duras, sino durísimas: la travesía a nado de la bahía de Waikiki, la vuelta ciclista a Ohau o la prueba de maratón. Al no ponerse de acuerdo, John Collins tuvo una feliz decisión: unir la natación, la prueba de ciclismo (interesante, por cierto), y la prueba de maratón. La primera disputa fue en el año 1978. Ésta fue la prueba más dura, y su catalogada con el nombre de "Ironman" que, en nuestro idioma es "hombre de hierro".
El triatlón a ido evolucionando hasta tener altas gamas de modalidades, adaptando su práctica a las condiciones climáticas de las distintas estaciones del año. El mundo del triatlón acababa de comenzar. A partir del temido Ironman se fueron haciendo otros tipos de pruebas con menos distancia y poder ser, algún día, olímpico. Esta es la razón por la que hay diferentes Ironaman, como el de Lanzarote, que es clasificatoria, y, para la final, en Hawaii.
La primera vez que el triatlón fue olímpico, fue en las olimpiadas de Sidney, en el año 2.000. En esta modalidad (la olímpica) las distancias son: 1,5 kilómetros de natación, 40 kilómetros de ciclismo y 10 de carrera a pie.
¿Cómo es nuestro triatlón?



Entrenamientos
Según Antonio Alix, "esta cuestión es muy ambigua porque no es lo mismo el chaval que entrena en un centro de alto rendimiento con los mejores o uno que es profesional que uno popular, no es lo mismo el entrenamiento de un maratoniano profesional, un keniata, que uno que hace cuatro horas en el maratón. Pero el entrenamiento es variado, al hacer los tres deportes no te aburres tampoco. Los profesionales hacen los tres deportes el mismo día y los aficionados a lo mejor sólo hacen uno al día pero cada día uno entonces es más divertido y más variado que el que sólo hace un deporte".

¿Y lo peor de los triatlones?
Depende de cómo estemos de preparados, pero, para mí, puede ser la natación, ya que se hacen muchas aguadillas, empujones, etc. Pero mejor que Antonio nos vuelva a ayudar. "
Siempre lo más fastidiado porque es al final es correr, pero habrá gente que sea donde tiene sus esperanzas de ganar y otros donde tienen las de perder, si es lo que peor se les da. También hay momentos difíciles al principio en la salida, los golpes en la natación y las aguadillas, está todo el mundo con mucha fuerza y todos quieren estar adelante, y hace que no vayas cómodo hasta que ya se estira el grupo."

Las distancias
TRIATLON Natación Ciclismo Carrera

Sprint 0,750 Km 20 Km 10 Km

Olímpica 1,5 Km 40 Km 10 Km

Doble Olímpica 3 Km 80 Km 20 Km

Triple Olímpica 4 Km 120 Km 30 Km
DUATLON Carrera Ciclismo Carrera

Sprint 5 Km 20 Km 2,5 Km

Corta 10 Km 40 Km 5 Km

Larga 20 Km 80 Km 10 Km
TRIATLON DE INVIERNO Carrera Ciclismo Esquí de fondo

Sprint 5 Km 20 Km 2,5 Km

Corta 10 Km 40 Km 5 Km

Equipos (x3) 20 Km 80 Km 10 Km
ACUATLON Carrera Natación Carrera

Sprint 2,5 Km 1 Km 2,5 Km

Corta 5 Km 2 Km 5 Km
DUATLON CROSS Carrera Ciclismo Carrera

Sprint 4 Km 10 Km 2 Km

Corta 6 Km 20 Km 3 Km

Larga 12 Km 40 Km 6 Km
TRIATLON CROSS Natación Ciclismo Carrera

Sprint 0,750 Km 10 Km 4 Km

Corta 1,5 Km 20 Km 8 Km

Larga 2,5 Km 40 Km 15 Km
CUADRIATLON Natación Piragüismo Ciclismo Carrera

Corta 1,5 Km 10 Km 40 Km 10 Km

Triatletas actuales
Actualmente, por fortuna, hay muchos triatletas destacados en nuestro país. Eneko Llanos y Javier Gómez Noya, posiblemente sean los dos más famosos.



jueves, 26 de agosto de 2010

La Vuelta a España


Bueno, ya se va acercando la Vuelta España y todos, ya seamos espectadores, ciclistas profesionales, directores u organizadores, estamos deseando que llegue. Ya queda poco, la verdad (hasta el sábado), pero puede que alguno, todavía, esté algo rezagado y no se haya enterado de alguna cosilla. Ese es el objetivo de este artículo: dar la información necesaria a esos rezagados.

Una historia con mucha miga

La Vuelta a España nación en el 1935 y tan sólo estuvieron 50 participantes. Esta primero edición la ganó Gustaaf Deloor, un ciclista belga que mantuvo un gran duelo con Mariano Cañardo, otro ciclista profesional de nuestro país de aquella época. Cañardo no pudo ganar la Vuelta por diferentes desgracias.

Aquella primera Vuelta tuvo 3.425 kilómetros que estaban divididos en 14 etapas: 10 de ellas superaban los 250 kilómetros. Pero, lo peor de todo fue que los ciclistas no iban con bicis ni si quiera de acero, sino de ¡hierro! Que pesaban aunténticos horrores. Con estas bicicletas sufrían muchas averías y muchos pinchazos, algunos incluso debían abandonar su “burra con muchos kilos” y coger bicis que los propios espectadores les daban; estas bicis eran de paseo, que casi era peor que las suyas de hierro.

El 29 de abril del año 1935, un lunes, más concretamente, se inició esta historia. En esta edición hubo un grave problema y es que coincidió con el Giro de Italia de ese mismo año.

En las primeras etapas hubo abandonos de corrodores con cierta importancia, y tan sólo quedaron dos ciclistas como favoritos para ganar: Deloor y Cañardo. En una etapa, el belga fue capaz de sacar 12 minutos al resto. Y sólo cuatro españoles estuvieron en el podio como vencedores de etapas: Escuriet, Cañardo, Salvador Cardona y Antonio Montes.

Pero, lo que realmente importa es que se acababa de hacer la Vuelta a España.

La participación y etapas importantes

Vamos a comenzar hablando por la participación, y más concretamente por los equipos. ¿Cuáles podrían situarse muy bien en la clasificación general? “Xacobeo con Ezequiel y Caisse con varios corredores”, dice José Herrada, actual corredor del Caja Rural, y hermano de Jesús Herrada.

Ahora, hablando un poco de los ciclistas, una de las noticias más recientes es que el corredor del Fuji Rafael Valls no podrá acudir por enfermedad. En los casos españoles, Carlos Sastre será importante. Ya sabe lo que es hacer podio en la Vuelta a España. Tanto en el Giro, donde acabó con una hernia, como en el Tour, no ha estado bien. ¿Conseguirá estar no bien, sino de maravilla en la ronda española? Esperemos que sí. Además, el estado que ha presentado en la Clásica de San Sebastián parece casi confirmar que está en muy buena forma física. Su equipo, el Cervélo, contará, también, con gente como Íñigo Cuesta (que este año cumple los 41 años), Xavi Tondo, Florencio, Denifl, Deignan, Hamond, Hushovd y Nos.

¿Y qué pasa con Igor Antón? El del Euskaltel-Euskadi parece estar bien, y os recomiendo que lo vigiléis desde la tele. En el equipo de Igor González de Galdeano, el actual director, habrá grandes ciclistas, como Txurruka, Egoi Martínez, Nieve, Oroz, Vergudo, Koldo Fernández de Larrez, Urtasun e Intxausti.

En el Caisse d´Espargne no estará mi tocayo Alejandro Valverde, pero sí estará Luis León Sánchez, que también es, como Valverde, de Murcia. Además, podremos ver al segundo clasificado en el Giro de Italia, David Arroyo, que viene fuerte. Pero también habrá que controlar a Rubén Plaza que, como explote, nos puede dar una sorpresa.

En el Xacobeo-Galicia estarán Ezequiel Mosquera. En este equipo, además, estarán David García, César Veloso, Gustavo Rodríguez, Marcos García, Delio Fernánez, Rabuál e Isaichev para poder ayudar a su líder.

Pero habrá dos equipos que lo tendrán más dicícil para poder hacerse ilusiones: Fuji-Servetto y Andalucía-Cajasur. En el equipo de Antonio Cabello, tendrán a personas importantes como Marchante.


Pero, Alejandro, ¿y los que no son españoles?

No sólo de los ciclistas españoles vive el ciclismo, así que también habrá que tener cuidado con Denis Menchov (Rabobank). Además, Frank Schleck biene muy bien y no parece tener intención de retirarse, como ha hecho en otras ediciones. Nibali también tiene muy buenta pinta para esta Vuelta a España. En el equipo Liquigas podrían tener un poco de alegría con Kreuziger.

También habrá que mirar al Lampre. Andrey Kashechkin vuelve tras dos años sin competir.

También vendrá el temido sprinter Mark Cavendish, así que muchísimo cuidado con él, ya que, cuando se pone a sprintar, no puede ni Cancellara con él (aunque vaya “motorizado”).

Pero el Astana, al no estar Contador, tiene algún problemilla: Jufré se puede quedar como únco español en la alineación, ya que Óscar Pereiro no estará.
En el equipo Sky, Juan Antonio Flecha, “El Arquero” podría destacar, junto a Lövkvit.

También Moncutie y su equipo, el Cofidis, vienen a dar leña. No estuvieron muy bien en el Tour, donde Moncutie fue el único francés que “no mojó”.

Las etapas de montaña

-3º etapa: Marbella-Málaga (157,3 kilómetros)


-8º etapa: Villena-Xorret de Catí (190 kilómetros)


-9º etapa: Calpe-Alcoy (187,7 kilómetros)


-10 º etapa: Tarragona-Vilanova i la Geltrú (157,7 kilómetros)


-11º etapa: Vilanova i la Geltrú-Andorra Vallnord Pal (208,4 km)


-14º etapa: Burgos-Peña Cabarga (178 kilómetros)


-15º etapa: Solares-Lagos de Covadonga (187,3 kilómetros)


-16º etapa: Gijón-Coto Bello (181,4 kilómetros)


-20º etapa: San Martín de Valdeiglesias-Bola del Mundo (172,1 kilómetros)

Un comienzo, a lo andaluz

Este año, la Vuelta a España comenzará en Sevilla. Esta ciudad será testigo de la Contarreloj por equipos nocturna que abrirá esta Vuelta. Esta es la primera etapa. En el resto de las vayan por el sur de nuestro país serán:

2º etapa: Alcalá de Guadaira-Marbella, donde podría haber una volata. 3º etapa: Marbella-Málaga, donde se subirá un puerto de primera categoría y el frío Ojén. Además, a 27 kilómetros de meta, los profesionales tendrán que subir al Alto de León.

En la cuarta etapa, Málaga-Valdepeñas, asegura bastante batalla. ¿La razón? Trazado rompepiernas, ascensión al alto de Valdepeñas, a ocho kilómetros de meta y, para finalizar, un muro en el último kilómetro.

La quinta etapa dice adiós a Andalucía, y nos vamos a tierras de Luis León Sánchez y Alejandro Valverde, a Murcia. Habrá dos etapas de transición: Guadix-Lorca y Murcia-Orihuela. Aquí, los más ráoidos podrán tener, de nuevo, protagonismo. Pero, en la que está entre estas dos etapas, Caravaca de la Cruz-Murcia, puede dar opción sólo a los valientes.

El final del pimer bloque será el Xoret de Catí. Habrá otros cuatro puertos, así que tiene un perfil bastante parecido al de la Vuelta a España 2009.

La etapa Calpe-Alcoy también tendrá unos cuantos puertos.

Ahora, nos marchamos a terras catalanas, con la décima etapa, Tarragona-Vilanova i la Geltrú. El puerto Rat Penat puede ser uno de los lugares perfectos para una emboscada.

La llegada desde Vilanova a Andorra promete de llegada al sprint, perfecto para Mark Cavendish. Luego, nos marchamos a Rincón del Soto, para acabar en Burgos. Aquí, el viento podrá ser un buen enemigo (porque en el ciclismo todo da por culo menos el aire).


Bicis de los equipos españoles (sólo marca)

Equipo

Bici

Andalucía-Cajasur

Orbea Orca 2010

Caisse d´Espargne

Pinarello Dogma 60.1

Euskaltel-Euskadi

Orbea Orca

Footon-Servetto

Fuji Sl1 RC

Xacobeo-Galicia

BH G5



miércoles, 25 de agosto de 2010

Unzúe, tendrá un gran bloque con garantías

Eusebio Unzúe, el actual director deportivo del Caisse d´Espargne, es una persona con mucha experiencia dentro del mundo del ciclismo y, cuando hace algo, es porque puede darle buenos resultados.
Su equipo, el Caisse d´Espargne, es el último ganador de la prueba española con Alejandro Valverde, pero, como ahora él no está, habrá que coger a otras personas. Eusebio confía en su equipo y, según cuenta, intentarán tener una buena actuación en la Vuelta.
Unzúe tiene marcada en el calendario la ronda española. ¿La razón? Porque estamos hablando de ""uno de los grandes objetivos de la temporada". El equipo llega "con un buen bloque y con los corredores en forma, con la motivación por tener una actuación destacada. Contamos con varios corredores de garantías con los que podemos intentar lograr un puesto en el podio", indicó el manager del Caisse d´Espargne.
El hecho de que Alejandro Valverde no esté complica un poco las cosas, ya que el Caisse d´Espargne no tiene un líder concreto.
"Quizá no tengamos un líder claro a diferencia de otras ocasiones, pero sí corredores con buenos resultados previos, como David Arroyo, al que su gran Giro y segundo puesto en la general avalan para estar en la lucha por la victoria en esta Vuelta. Marzio Bruseghin llega en condiciones óptimas y ya lo ha hecho bien en carreras de tres semanas, además de Luis León Sánchez, Rubén Plaza y Rigoberto Urán", señaló Unzué.
¿Qué dice Eusebio de las etapas de montaña? "Van a ser decisivas, no son excesivamente duras, excepto las llegadas de Cotobello y de la Bola del Mundo, pero sí muy selectivas".
En estos días nadie se podrá permitir un simple fallo. Además, hay muchas etapas nerviosas como son las llegadas a Málaga, Valdepeñas de Jaén, Alcoy y Vilanova i la Geltrú. Son jornadas que prometen espectáculo y permitirán ver cómo están las fuerzas de los rivales", aseguró el gerente navarro.
Pese a que Alberto Contador no estará en la Vuelta (ya acabó bastante cansado en el Tour), pero "la nómina de corredores presentes es muy importante", cuenta Unzúe.
"Para la lucha por el podio siempre hay que contar con la especial motivación de los corredores españoles como Sastre, Mosquera y Antón. Creo que este último se adapta perfectamente al recorrido. Además, Nibali y Frank Schleck pueden llegar frescos a esta carrera por el calendario que han tenido hasta ahora", ha dicho Eusebio.
Sin embargo, "habrá que ver cómo el cansancio acumulado puede influir a los que disputaron el Tour como es el caso de Andy Schleck y Denis Menchov".

Caisse d´Espargne, te lo mereces
Como todos sabéis, el equipo Caisse d´Espargne ya está en su último año y, la temporada que viene se llamará Movistar. Pues, según cuenta Unzúe, e gustaría "hacer la gran carrera que Caisse d'Epargne se merece", ya que "está siendo un patrocinador ejemplar".
"Hemos podido recompensar su confianza con un buen número de importantes triunfos entre los que figuran un Tour en 2006 con Pereiro, una Vuelta a España con Valverde en 2009, otro segundo puesto con Alejandro en la Vuelta y la segunda plaza en el Giro de este año con Arroyo", declaró.
Y, ¿a qué se deben los éxitos del equipo? Según Eusebio, a una mentalidad ganadora.
"La actitud del equipo nos ha permitido ganar carreras como la Lieja-Bastogne-Lieja en dos ocasiones, la clásica de San Sebastián también dos veces, Flecha Valona, dos Dauphinés Liberés y París-Niza junto al hecho de haber encabezado dos veces el ranking de la UCI en el apartado individual y colectivo y vencer numerosas pruebas del calendario internacional".

lunes, 23 de agosto de 2010

Líderes de equipos para la Vuelta

Ya está muy cerca la Vuelta a España, y los equipos tienen que ir pensando quiénes serán sus líderes. Vamos a hacer unos análisis de algunos equipos.

Cervélo
El casi ex equipo del ciclista abulense Carlos Sastre ha escogido al propio Carlos y a Hushovd como líderes para este gran equipo.
En el caso del abulense, pero madrileño de nacimiento, será su tercera grande este año, después del Giro, del que salió con una hernia discal gracias a una caída, y al Tour de Francia, en el que no destacó en exceso.
Mientras, en el caso del sprinter Hushovd, será uno de los que harán mucho en los sprints masivos.
Además de estos dos ciclistas, en la Vuelta también veremos a Theo Bos, Íñigo Cuesta, Philip Deignan, Stefan Denifl, Xavier Florencio, Óscar Pujol y Xavier Tondo.

Xacobeo-Galicia
En esta edición, y, como no podía ser de otra forma y al igual que en pasadas ediciones, Ezequiel Mosquera, quinto clasificado el año pasado, volverá a ser jefe de filas.
Además, Pino ha seleccionado a los siguientes: David García, Gustavo César Veloso, Serafín Martínez, Delio Fernández y Gustavo Rodríguez.

Footon-Servetto
Me parece muy bien que Matxin haya seleccionado a Rafael Valls como líder para la Vuelta de este equipo.
El objetivo del equipo, según el mánanger del equipo, será "luchar por los triunfos de etapa. Intentaremos luchar con Valls, que, tras su Tour, puede hacerlo bien".
De este equipo, que no supera la media de 26 años de edad, participarán, además de Valls, Manuel Cordoso, Alberto Benítez, Durán, David Gutiérrez (hermano de Iván Gutiérrez), Enrique Mata, Cheula, Pedersen y David Vitoria.

Liquigas
Nibali y Kreuziger serán los líderes del equipo italiano. Por lo que parece, arrancarán "con ambición".
Además de estos dos líderes, que lucharán por el maillot rojo, estarán Bennatti y Guarnieri, que pueden ser un punto de referencia en los sprints.

Andalucía-Cajasur
El equipo de Cabello llevará a los siguientes ciclistas: Javier Ramírez Abeja, Gómez Marchante, Manuel Ortega, Antonio Piedra, Javier Estrada, Sergio Carrasco, José Toribio y Jorge Montenegro.

domingo, 22 de agosto de 2010

Fotos de la Pedro Delgado 2010


Hoy ha sido la 17º edición de la Marcha Cicloturista Pedro Delgado 2010 y, como no podía ser de otra forma, allí que estuve junto a mis padres y mi hermano pequeño. He tenido la suerte de estar con dos ciclistas ex-profesionales:(el propio Pedro Delgado y con Juan Carlos Domínguez, (con el que ya estuve el domingo pasado en la última etapa de la Vuelta a Zamora) y con otros dos ciclista en activo: Alejandro Valverde y Óscar Pujol. El murciano recibió muchísimo apoyo y más de una convesación. Con Óscar yo tengo más relación, así que, cuando pude ir a "por ellos", fuí primero a por Pujol y, cuando entró en meta, poco después que Alejandro (Valverde) le dí una voz diciéndole: "Vamos, Óscar", a lo que él me contestó con un gesto con la mano. Alejandro, al recibir más, no hacía gestos. También tuve la suerte de estar con Francisco Chico Pérez, al que ya entrevisté en enero, y con una de las personas que estaban ayudando en la Carlos Sastre (¡hola!). Con ambos estuve hablando un buen rato. Francisco se acordaba de mí, de la entrevista y nos hicimos una foto.Os dejo algunas de las fotos que hice. Espereo que os gusten:Con Óscar Pujol (Cervélo).

Unos cuantos cicloturistas entrando en meta.
Juan Carlos Domínguez, ex-ciclista profesional, al acabar la marcha.

Para que conozcáis bien a Óscar, le saqué una foto bien grande de la cara.

No todo son Colnago, Pinarllo, BH, Orbea, Specialized.... También hay este tipo de bicis. Eso sí, ésta no participó en la marcha.


Alejandro Valverde entrando en meta (no llevaba dorsal, así que no figurará en la clasificación).
Óscar Pujol (izquierda), Juan Carlos Domínguez (derecha) y yo.



Con Francisco Chico Pérez en el escenario donde se entregarían los trofeos.

jueves, 19 de agosto de 2010

Presentada la Pedro Delgado 2010

El 22 de agosto, a las 8:00 de la mañana, 2.016 ciclistas saldrán de Segovia para completar los casi 170 kilómetros de la "Perico" Delgado 2010. El ciclista segoviano, ex-profesional de equipos como Reynolds, Banesto o PDM, lleva ya unas cuantas ediciones, ya que ésta será laXXVII.
El año pasado se rindió homenaje a su ex director, José Miguel Echávarri (yo no llegué a verlo), pero este año, el homenaje será a otro mítico preparador, José Luis Pascua Piqueras, que entrenó al propio Pedro Delgado, a Ángel Arroyo, Marino Lejarreta, o ciclistas más jóvenes como Gómez Marchante u Óscar Pereiro.
La marcha de Delgado es una de las pruebas más exigentes del calendario cicloturista (hablando un poco en broma, su propio nombre dice cómo conviene estar (Delgado) para no atrancarnos en los puertos y, por lo menos, subir con el coche escoba, que no es poco). En esta marcha se suben cuatro puertos: el Alto de Navacerrada, la Morcuera por la ladera de Rascafría, el Puerto de Canencia y finalmente la subida a Navafría. La salida y la llegada están previstas en Segovia.
En la salida estarán ex-ciclistas profesionales como el propio Pedro Delgado, o el ex-ciclista profesional Miguel Ángel Iglesias. También habrá algun "viejo mito".
Pero, no cabe duda de que, la mayor atracción este año de la marcha no será ni la Morcuera, ni el Alto de Navacerrada, sino que Alejandro Valverde participará (sin dorsal, eso sí) en la marcha cicloturista. Y es que, mi tocayo, pese a que no puede competir por sanción, sigue entrenando como un profesional.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Pereiro no irá a la Vuelta


Óscar Pereiro, el ciclista del Astana con el que tuve la oportunidad de estar el pasado domingo en la Vuelta a Zamora, no participará en la Vuelta a España 2010. ¿La razón? Aún tiene secuelas de aquellla tremenda caída en el Tour de 2.008 que ganó Carlos Sastre, y una de esas secuelas es un pequeño problema en el brazo: un bulto interóseo en su mano derecha que le obligará a pasar por el quirófano. "La Vuelta a España está más que descartada. Faltan sólo diez días y no veo ninguna posibilidad", aseguró el ciclista.
Ha evitado el paso por el quirófano, pero, al final, ha tenido que ceder. Todos le tenemos miedo al quierófano. Este año, tampoco estará Contador.
El ganador del Tour 2006 afirmó que tiene la mano "cada vez más hinchada", y esto podría ser la retirada de un gran ciclista profesional. Si esto sucediese, Óscar no estaría, posiblemente, desvinculado del ciclismo, ya que podría ser el nuevo director deportivo del Astana, su actual equipo.
En el Criterium de Valencia quieren rendirle un homenaje, pero está la incógnita de si él participará o no participará.

martes, 17 de agosto de 2010

Son marchas cicloturistas, no carreras


Hay gente que se apunta a las marchas cicloturistas para hacer un recorrido bonito, muchas veces de más de 100 kilómetros, y otras veces de menos de 100 kilómetros. Muchas de estas personas se apuntan para disfrutar y no para competir. El tema que yo quiero tratar es este. ¿Por qué hay que competir en una marcha cicloturista? ¿Para qué están las carreras? Yo creo que no está bien que haya gente que se presente en la salida de una marcha como la Carlos Sastre o La Treparriscos para intentar ganarla. ¿Qué es esto?.

Vamos, señores, si una persona que va a una carrera y no es capaz de ganarla, ¿por qué tiene que probarse con los cicloturistas, esas personas que van a disfrutar? A ver, si la organización tratara a la marcha como una competición, y fueran personas profesionales, los cicloturistas ya saben donde se han metido, todo hay que decirlo. Pero, claro, también hay que decir que si los que compiten, ya sean profesionales o de categorías anteriores, se apuntan a marchas cicloturistas, tienen un coche delante, que es el que abre la marcha, y no les deja pasar de ahí, también tienen que saber dónde se han metido.

Yo creo que hay muchas personas a las que les da miedo apuntarse a marchas cicloturistas por el miedo a que se vaya demasiado deprisa y: o se descuelguen y la hagan solos, o les pille el cierre de control. Siempre (muy mal tienes que ir) encontraremos una personas o un grupillo que vaya igual de jo... que nosotros, y puede que encontremos alguno que vaya todavía peor, así que no hay que preocuparse. Luego, claro está, están las pájaras, los tirones, etc, que no son culpa ni de la marcha, ni de la organización, solo de los propios cicloturistas (en algunos casos, personas que van a competir, porque de cicloturistas, algunos, tienen poco).

Muchas marchas empezaron siendo eso, marchas cicloturistas, como la Quebrantahuesos, pero, con el control de tiempo, el chip y que van personas a picarse con los ex-profesionales que van, que lo único que quieren es dejar de competir y disfrutar del cicloturimo (como es el caso de Fernando Escartín, Abraham Olano o Eduardo Chozas, entre otros, que van a esta marcha), pues se acaba convirtiendo en una carrera. Ahora que estoy hablando de esta marcha, la Quebrantahuesos, ¿a que, para vosotros, Quebrantahuesos no es igual a carrera o a mucha velocidad o a sacarse los ojos?. Vale, siempre habrá alguno que vaya a su paso y, desde luego, yo lo felicito porque será el más listo de todos y el que, posiblemente, acabe salvando al cicloturismo. Por cierto, yo creo que, actualmente, viendo cómo está el panorama, este no es el mejor ejemplo, la verdad, porque, como dije antes, algunas organizaciones ya cogen su marcha como una competición, pero, os recuerdo que ésta fue, como la Carlos Sastre, la Bilbao-Bilbao o la Esquimales, una marcha cicloturista más no una competición.

¿Y los famosos controles de tiempo?

También me gustaría hablar de los controles de tiempo. Han causado y causan tanta espectación como el pinganillo. Para mí, tienen su parte positiva y su parte negativa. Aprovechando las clasificaciones que, actualmente, hay en casi todas las marchas cicloturistas, gracias a que muchos van a competir, puede servir para saber cómo estamos si, en un futuro, queremos competir nosotros (pero en competiciones, no en marchas). Pero, por otro lado, también tiene su parte negativa, porque, claro, como hay tiempo, muchos quieren hacerse la marcha en poco tiempo y son los que empiezan a poner ritmo, ritmo, hasta que se queda descolgado el coche que abre la marcha.

Pero también estoy un poco de acuerdo porque, sino, muchos solo harían el vago y se podrían tirar dos días para hacer, por ejemplo, 120 kilómetros.

Para ciclomarchas como la Carlos Sastre, podrían estar bien, pero yo creo que todos los cicloturistas que van a las marchas tienen un cuentakilómetros que les marca, por lo menos, los kilómetros y el tiempo invertido, ¿verdad? Pues con eso ya basta para poner en nuestra libreta de salidas en bici. Ahora bien, que somos unos hombres o unas mujeres que, en cuanto nos dan nuestro diploma, se lo enseñamos hasta al perro, pues bueno, yo diría que vamos a competir y que el chip es importate.

Entonces... Para tí... ¿Qué es el cicloturismo?

El cicloturismo es, para mí, disfrutar del paisaje mientras vamos subidos en la burra, ya sea de carretera o de montaña, a un ritmo que no sea de competir, pero tampoco sea “de vagos”, un ritmo al que se aguante bien.

En la única marcha que yo he visto cicloturismo de verdad es en la Bilbao-Bilbao: allí, no hubo ganadores ni sprint. Casi había que intentar que alguien llegara primero. En la Carlos Sastre también hubo muchísimo cicloturismo, os lo aseguro. Carlos se quedó atrás ayudando a los que se quedaban descolgados, empujándolos. Cada uno iba a su paso. Eso para mí es cicloturismo y, lo que es más importante, ayuda a los que no pueden, cosa que, en muchas ocasiones, tampoco hacemos. Una vez me alegró leer en una revista que, en la Quebrantahuesos, un chaval había pinchado y, para ayudarle, se pararon otros tres (me parece que eran tres). Y le dejaron todo para que pudiera hacerlo bien.

Un buen nombre para... ¿Cómo llamarlo?

La Carlos Sastre se llama Ciclomarcha Carlos Sastre. Ese nombre es ideal, y yo creo, en marchas como la Bilbao-Bilbao, donde el cicloturismo está asegurado, no se deberían llamar marchas, sino ciclomarchas.

Pero también, los que vayan a competir, podrían llamarlas ciclocarreras, pero yo creo que la Ciclocarrera Carlos Sastre, por ejemplo, no queda bien.

También se les podría llamar carreras contra cicloturistas, pero tampoco quedaría bien carrera contra cicloturistas Perico Delgado 2010, ¿verdad?

En definitiva

Vamos, a ver, esto se puede resumir con poco: el que quiera competir en una marcha (o ciclomarcha, depende del asunto), que compita, y, el que quiera disfrutar, que disfrute, pero que no tarde 2 días en hacer 120 kilómetros, ¿vale?.

A las marchas en las que el cicloturismo se va a vivir como cicloturismo y no como competición, es mejor llamarlas ciclomarchas.

Y, aunque no venga a cuento con este artículo, ¡hay que “papear” bien e hidratarse bien ants de las marchas cicloturistas, marchas competitivas con cicloturitas o como queráis llamarlo.


Nos vemos con la bici.

lunes, 16 de agosto de 2010

Entrevista a Fran Hidalgo de Toro

Este corredor al que voy a entrevistar se llama Fran Hidalgo de Toro y, el próximo cuatro de septiembre intentará batir, en el velódromo de Anoeta, el récord de la hora. La preparación se la lleva Javier Castañer, que es el segundo mejor récordman después de Miguel Indurain.
Hace uno tiempo, también intentó batir el récord de la hora, pero, por un ictus, tuvo que dejarlo.
Os dejo una entrevista que le he hecho, y esperemos que, el próximo cuatro de septiembre, todos estemos festejando su victoria en el récord de la hora.

1. Fran, vas a intentar batir el récord de la hora. ¿Cómo te sientes? ¿Qué sensaciones tienes en los entrenamientos?
Sí, lo quiero hacer el próximo día 4 de septiembre en Anoeta, me siento muy bien, estoy en la recta final de mi preparación y las sensaciones cada día son mejores, los entrenamientos son muy duros, los primeros días fueron malos, la intensidad era tal que tardaba dos días en recuperarme pero el organismo hizo su trabajo y la asimilación fue increíblemente buena.

2. Javier Castañer, segundo mejor recordman de España después de Miguel Indurain, te está llevando la peparación. ¿Qué hacéis en los entrenamientos? ¿Te transmite mucha tranquilidad a la hora de hacer este récord?
Sí, Javier ha hecho posible que todo esto se hiciera realidad, no sólo la preparación, también prensa, sponsor etc. La parte técnica es en lo que más hemos trabajado: muchas horas de velódromo, ensayos en carretera con ritmo muy altos... Pero lo más importante: el control de las pulsaciones. Es muy importante que lo que hace Javier como entrenador, es su mayor tarea: la de que solo te dediques a entrenar y la cabeza este libre de cualquier cosa que te pueda restar concentración.

3. Hace un tiempo intentaste batirlo, pero, por problemas de salud, no pudiste. ¿Cómo describirías aquello?
Fue mi mayor pesadilla: un ictus me paralizo la parte derecha de mi cuerpo; la pesadilla comenzó, estuve 22 días en el hospital, varios meses sin poder coger la bici, pero con una gran fuerza de voluntad conseguí volver a montar y andar en bici. Tardé algo más en poder coger el ritmo de competición, pero lo conseguí y al final pude preparar mi gran reto.

5. Javier Castañer se está volcando contigo en este proyecto. ¿Te decepcionaría no poder hacerlo?
Bueno, el ciclismo es un deporte en el que tienes que contar con ese mal día, no me sentiría decepcionado, piensa que no soy profesional y el echo de hacer esto solo ya tiene un éxito muy importante, eso me deja estar tranquilo.
6. ¿Qué o quién te motiva? ¿Podría ser, por ejemplo, Castañer o Indurain?
Los dos son grandes ejemplos de superación, Indurain como profesional, pero Castañer es un hombre que lo montó todo el solo. Me motiva mas Javier.

7. ¿Qué te gusta más del velódromo donde vas a intentar batir el récord de la hora? ¿Y lo que menos?
No lo conozco, pero está cerrado totalmente y muy cuidado, con una pista muy rápida; eso nos hizo decidir hacerlo en este velódromo.

8. Si consiguieras batir el récord, ¿a quién se lo dedicarías?
A mi mujer, María del Mar, y mis dos hijas, Lucía y María del Mar

9. Ahora vamos a cambiar un poquito el chip. ¿Qué está mejor y peor de la pista actualmente? ¿Por qué se habla poco de ella?
Del ciclismo en general se habla poco, es un problema venido de los profesionales y los positivos en los controles antidoping, en este país hay afición a las grande vueltas pero olvidamos las especialidades como son la pista; además, hacen falta buenas instalaciones y nuestros mandatarios no ven con buenos ojos gastar en pistas ni ciclistas, es el país del futbol.
10. ¿De dónde viene tu afición al ciclismo? ¿Y más concretamente por la pista?
Hace ya 20 años que monto en bici. La afición viene con mi hermano; él fue el primero, después seguí yo solo, carreras cicloturistas etc. La pista me gustaba por lo de rodar en invierno pero nunca apuré al máximo mis posibilidades en ellas.

11. ¿Cuántos años más te ves compitiendo en ciclismo? ¿Te gustaría, cuando te retires, ser un cicloturista?
De momento solo viviré el día a día como vaya viniendo, corriendo lo que me apetezca y sin programar las temporadas, si me seleccionan para el europeo quizá vaya seria mi primera vez en la pista.

12. ¿Haces ciclismo de carretera o tan solo pista?
No, solo hago ciclismo de carretera, voy bien en todos los terrenos, y siempre fui un buen especialista contra el crono.

13. Tengo bastante relación con tu preparador, Javier Castañer. ¿Desde cuándo lo conoces?
Este año nos unió el intento de récord. Nos presento José Romeo, atra ves del Facebook.

14. Por último, di lo que quieras.
Espero que sigas en el ciclismo, que no dejes los estudios, y que tus preguntas son muy inteligentes. Gracias y espero poder verte en Anoeta.

Como podéis ver, Fran es un gran ciclista, pero, lo que es más importante, es una gran persona. Ha respondido de maravilla a las preguntas, explicándolo todo muy bien.

domingo, 15 de agosto de 2010

Crónica y fotos de la última etapa de la Vuelta a Zamora


Hoy ha sido la última etapa de la famosa Vuelta a Zamora, con salida en Villaralbo y llegada en Zamora y un total de 105 kilómetros. Antes de entrar en Zamora ya para la meta, tuvieron, al poco de salir, que pasar otra vez por el Puente de Hierro y subir por la Avenida Portugal, ir hasta Alfonso XI e ir, después, por diferentes pueblos de Zamora, como La Hiniesta, Palacios del Pan (donde hubo un sprint especial). Ésta última se la ha llevado Vallejo (Froiz) que llegó escapado a la línea de meta. Levantó los brazos y paró. Después, el resto del pelotón llegó con personas como Enrique Salgueiro (Extremadura-Spiuk); evidentemente, todos al sprint. Un rato más tarde, seguían llegando ciclistas, incluso llegó un pequeño grupo, que creo que estaba de Vallejo en esta etapa a 12 minutos cuando pasaron por meta.
Al pasar todos los ciclistas, dijeron por megafonía que Óscar Pereiro, el ganador del Tour de Francia, estaba por aquí. En cuanto lo oí, salí corriendo para ver si podía verlo. Pero resulta que lo estaban entrevistando por megafonía. Cuando fue a bajar, no sé por qué, el presentador me preguntó que si quería hacerme una foto con él: evidentemente, le dije que sí. Bajó a donde estábamos todos y nos la hicimos. Os la pongo para que la veáis:
Después, la entrega de premios al ganador de la etapa, el maillot al líder y demás. Como anécdota en esta parte os puedo contar la siguiente: el ganadr de la etapa Villaralbo-Zamora tiene el mismo trofeo que me dieron a mí cuando gané el Cross del Ajo en atletismo.
También os puedo contar otras dos que me han pasado, una con Juan Carlos Domínguez y otra con los ciclistas del Extremadura-Spiuk:
(Lo que me pasó con Juan Carlos Domínguez). A eso de las 12:25 estaba en la recta donde, supuestamente, iban a disputar el sprint los ciclistas que, currándoselo de lo lindo, llegarían a esta meta de la última etapa de la Vuelta a Zamora. Estaba haciendo diferentes fotos cuando veo el sitio donde ponen la meta: era el mismo que el del Trofeo Ayuntamiento. Como aquel lo puso Juan Carlos Domínguez, miré por allí para ver si estaba, y cuál es mi asombro que me lo encuentro enfrente a mí. No le dije nada, ya que estaba ocupado. Después de unos 10 minutos, me paré en una de las vallas. Llevaba puesta una de las camisetas que dieron en la I Ciclomarcha Carlos Sastre y un señor, que creo que era amigo de Juan Carlos, me dijo que si yo era abulense. Le dije que no, que yo había nacido en Salamanca, pero que soy prácticamente zamorano. En ese momento, Juan Carlos Domínguez se me acercó y me dijo: "Hombre, si yo a ti ya sé de qué te conozco. ¿Tú no estuviste conmigo en La Esquimales?". Yo me asombré y, a la vez, me moría de gusto porque un ciclista ex-profesional como él estuviera hablando conmigo y, además, empezara él, no el aficionado al ciclismo. "Sí, sí, soy yo, Juan Carlos". Y así empezó una agradable conversación entre Juan Carlos Domínguez y yo.
(La del equipo Extremadura-Spiuk) Cuando nos marchábamos, nos encontramos con los ciclistas del Extremadura-Spiuk y me hice una foto con ellos. Uno de ellos cogió un botellín de una bici y me lo regaló. Tenía agua dentro y todo, pero no la he bebido.
FOTOSCon el mejor zamorano de la Vuelta a Zamora

viernes, 13 de agosto de 2010

Jan Ullrich y el síndrome de desgaste


¿Quién no conoce a Jan Ullrich, aquel ciclista que pudo haber ganado el Tour que gano Riis, por ejemplo? Pues hay una noticia mala sobre él: deja la vida pública por una enfermedad llamada síndrome de desgaste profesional o síndrome del quemado "burnout".
Justo antes del Tour de Francia de 2.006, su equipo lo echó por la "Operación Puerto", una de esas operaciones que no hace más que fastidiar la imagen del ciclismo, ya sea profesional o no.
"La enfermedad necesitará un tratamiento a largo plazo. Así que para curarme desapareceré de la vida pública los próximos meses. Espero que lo entendáis y que los medios de comunicación respeten mi esfera privada", ha dicho este gran ex-ciclista.
Ullrich ha sido un gran ciclista profesional. Yo, personalmente, lo admiro mucho. Tuvo algún que otro problemilla, como he mencionado antes, con la dichosa "Operación Puerto", pero, aún así, se merece mucho respeto. Llegó en un buen momento al ciclismo profesional (más bien a destacar en el ciclismo profesional), justo cuando, gracias a Indurain, se hablaba más de este deporte, ya que el navarro había ganado los cinco Tours de Francia y, además, daba espectáculo. Ayudó a Riis a ganar el Tour y, luego, lo ganó él.

jueves, 12 de agosto de 2010

Caisse d´Espargne ya tiene un heredero


Hace poco había leído, en la revista Ciclismo a Fondo, que Eusebio Unzúe no encontraba un heredero para Caisse d´Espargne, y es que, para 2.011, este firma ya no los iba a patrocinar. Pero ahora, todo ha cambiado y sí que habrá patrocinador. ¿Cómo se llamará el equipo? Seguro que a todos os suena el nombre: Movistar.
Este Team Movistar, como es su nombre completo, ha nacido gracias a un acuerdo con Telefónica, en el que se dijo que este nuevo equipo lucirá su nueva imagen en las principales carreras ciclistas del calendario, ya sea nacional o internacional, desde el día 1 de enero de 2.011.
Abarca Sports ha querido agradecer a la famosa marca Telefónica la confianza que ha tenido en este proyecto y, además, el hecho de que César Alierta, que es el presidente, para hacer todo esto posible.
Yo quiero, ahora que ya está todo dicho, decir que me alegro porque los Reynolds y Banesto, o los Arroyo, Indurain, Delgado, etc, ya tienen un nuevo patrocinador, y, sobre todo, por Eusebio Unzúe y todos los ciclistas que, actualmente, corren en este equipo. Me gustaría que Alberto Contador, dentro de poco, fiche por ellos.

lunes, 9 de agosto de 2010

Crónica de la II Ciclomarcha Carlos Sastre






El 8 de agosto de 2010 teníamos una cita ineludible en El Barraco. La Fundación Provincial Deportiva Víctor Sastre organizaba la II Ciclomarcha Carlos Sastre. Un total de 122 kilómetros, con los puertos de Navalacruz, Barajas y San Juan de la Nava. Aproximadamente 2.000 kilómetros de desnivel acumulado, poco llano y unas bajadas para disfrutar. Como la cita era ineludible para allá nos fuimos.

La víspera del evento
La Ciclomarcha comienza el día antes. Es costumbre acercarse a recoger el dorsal, conocer las instalaciones y el lugar desde donde se va a dar la salida y llevarse algún recuerdo que la organización nos tiene preparado. A Barraco suele llegarse desde Ávila, atravesando el puerto de la Paramera, y desde el cruce con la carretera de Navalmoral ya nos encontrábamos con las flechas que indicaban por dónde discurría el último kilómetro y medio de la marcha, así que era difícil perderse. Siguiéndolas llegabas al Polideportivo donde se podía aparcar sin problemas. Todo estaba muy bien organizado, recibíamos un maillot conmemorativo de la Ciclomarcha que nos animaban a que portásemos al día siguiente (muchos preferimos guardar para otra ocasión y llevar nuestra ropa de todos los días), una caja de productos Zipvit con bidón incluido, el dorsal y el chip que teníamos que colocar en la bici. Los que teníamos dorsal por debajo de 76, además, recibimos un maravilloso teléfono móvil de esos que ya no quedan y que sólo sirven para llamar y recibir SMS. No nos dieron bolsa para guardarlo todo, pero uno se apañaba bastante bien con la que traía el maillot.
Además había juegos para los más pequeños, unas cuantas bicis Cervélo incluida la que utilizó Carlos en la última etapa del Tour, un stand de calzado deportivo, otro con piezas Rotor, otro con camisetas y sudaderas de recuerdo de las etapas que Carlos ganó en Tour y Giro, tazas y un trofeo. También estaba la gente de Smilekers con las equipaciones originales del equipo ciclista Cervélo, el casco, las gafas, etc.
La atracción de la tarde fue, como no puede ser de otra forma, la visita de Carlos. Nos aguantó pidiéndole que le firmásemos de todo: Los posters, el tríptico del recorrido, las camisetas, los maillots... Lo hizo por todas partes, y sobre todo en una oficina improvisada con una mesa y una silla en el pórtico de entrada del pabellón utilizando el rotulador que nosotros habíamos comprado para escribir en la ropa y que no se nos borrasen las firmas como el año pasado. Teníamos planeado traérnoslo para casa y presumir delante de las amistades "Este fue el rotulador que utilizó Carlos Sastre en la II Ciclomarcha" pero no se nos logró...

El día D
Mil inscritos... mil bicis, o casi. Adelanto que terminamos algo más de novecientos veinte. Ya media hora antes se veía a algunos con el dorsal puesto y pedaleando por allí, calentando motores para la que se avecinaba. Serían de esos que luego sacaron la media de treinta y seis y pico, supongo. A las nueve menos veinte ya había un montón de corredores preparados para salir, con los nervios a flor de piel. Los que llegamos más tarde estábamos bastante más relajados, conscientes de que eso de los treinta y seis y pico no iba con nosotros. Esperamos hasta que llegó Carlos que también este año se hizo un poco de rogar y arrancamos. Los chips se activaron a la salida de Barraco, y que yo sepa no hubo que lamentar incidentes importantes de inicio, nadie estaba dispuesto a romper el carbono gratuitamente.
La salida es rápida y el camino hasta el primer pueblo, San Juan de la Nava, pica un poco hacia arriba, lo que es una gran ventaja cuando uno vuelve por aquello de que pica para abajo. Una de las imágenes más bonitas de la ciclomarcha es aquella que se tiene cuando ves San Juan de la Nava allí arriba, la carretera que gira a la izquierda, tú estás a un kilómetro o más y ya no ves el coche que indica el principio de la marcha. ¡A qué velocidad salen estos tipos! Este año me permití el lujo de mirar hacia atrás y no se veía el coche escoba. Debía ir hacia la mitad...
Cuando pasamos por Navalmoral Alejandro estaba allí viéndonos pasar. Luego me contó que estaba mareado de ver tantísimo ciclista. Ya se había visto algún pinchazo y alguna caída y uno pensaba aquello de "Virgencita, virgencita, que a mí no me pase". En San Juan del Molinillo me sentí como Andy Schleck, no por las piernas, sino porque se me salió la cadena del plato y tuve que pararme a colocarla.


No, allí no estaban ni Iker ni Sara, o al menos no los vimos. Hasta el comienzo de la ascensión a Navalacruz el recorrido es bastante asequible. El puerto es suave al principio y se va endureciendo poco a poco, hasta los dos últimos kilómetros que resultan incómodos. Claro que, con treinta kilómetros encima, uno todavía tiene piernas para ello. En el tramo más duro fui hablando un poquillo con Víctor Sastre que marchaba en un coche de la organización y me contó que había quien les pedía más dureza. Para mí la marcha está bien como está, asequible para casi todos los públicos, y doy fe de que pasa factura al final. ¡Y vaya factura!
La bajada es de las de dar pedales y puede costar acostumbrarse al cambio de mover un desarrollo de 34-21 a 50-13. Es un buen momento para comer, beber y aflojar un poco las piernas. En el kilómetro 40 estaba el avituallamiento, donde se podía beber agua y coca-cola (ya dejé constancia de que faltaba bebida isotónica) y comer fruta. Me metí una botella de agua y un bote de coca-cola en el bolsillo del maillot y seguí mi camino hacia Barajas.


Barajas es otra cosa. Un puerto de 5,6 kilómetros, con un desnivel medio del 6,6% y con tramos llanos o incluso que pican para abajo, lo que puede servir como indicador de cómo son los que pican para arriba. Además se sube casi en solitario, a esas alturas los de las medias de veintitantos ya vamos desperdigados y te va comiendo la moral. Algunas rampas eran de atragantarse, pero se salva con un 34-23 sin problemas, haciendo la mayor parte de la ascensión con 34-21. La bajada es mucho más pendiente que la de Navalacruz, y en ella te encontrabas con un bache traidor en el que agradecí la amortiguación que produce el poquito carbono que tiene mi bici. Las curvas peligrosas estaban bien señalizadas y al final había un tramo de tierra del que se nos avisaba y en el que un motorista de la organización nos hacía indicaciones. Le hablé del bache y me dijo que no lo habían visto.

La tierra "de nadie"
Tras el paso por Barajas, y hasta San Juan de la Nava, no había más puertos. 55 kilómetros de terreno quebrado, con repechos que ya iban siendo molestos por la distancia, y tramos de bajada en los que se superaban los 60 kilómetros por hora sin dificultad. En el kilómetro 80 estaba el segundo avituallamiento, donde ya disfrutábamos de bebida isotónica, agua, y fruta para comer. Desde allí hasta Navaluenga había una preciosa bajada camino de Burgohondo, en la que uno disfrutaba lanzando la bici y frenando en unas curvas por las que hay que pasar al menos una vez en la vida. Y en Navaluenga empezaba el infierno...


Un puerto sencillo, suave, aparentemente sin complicaciones, con un desnivel medio del 4,4% en algo más de 8 kilómetros. Hasta entonces la mañana había estado deliciosa, con poco calor, el cielo nublado, haciéndonos olvidar las amenazas de calor casi extremo que habían lanzado los hombres del tiempo. Pero cuando a la una menos cuarto de la tarde pasábamos por Navaluenga los de los 27 de media, más que negros nubarrones lo que empezó a amenazarnos fue un sol de justicia. Los 3 últimos kilómetros de San Juan de la Nava se hicieron eternos, con un calor que me hizo sudar tan copiosamente que asustaba, sin que corriera ni un poquitín de viento que hiciera que ese sudor se evaporase, y las pequeñas rampas de San Juan de la Nava parecían la Cueña les Cabres. Esos tres últimos kilómetros se hicieron larguísimos, los dos últimos inacabables, el último eterno, y si no hubiera sido por el ciclista con la equipación de Ciclismo a Fondo que me animó mientras hacía una foto no sé si no me habría bajado. ¡En un puerto tan fácil!
Salvé San Juan de la Nava, que el año pasado definí como un puerto para disfrutar, con muchísimo sufrimiento y un poco de miedo a un golpe de calor porque aquello no me parecía normal. Cuando llegué arriba pensé que ya sólo me quedaba la ascensión al polideportivo. Se habían acabado las cuestas, y ya sólo tenía que dejarme llevar. Eso fue lo que hice hasta que llegué a meta, donde en cuanto oí pitar al chip me bajé, le pasé la bici a Alejandro y casi prometo no volver a montar nunca más en mi vida (cosas que se dicen sólo en esos momentos).

Después...
Una sed horrible, pero allí había agua, toda la que quisiéramos. Un hambre horrible, pero había un montón de bocadillitos de jamón, tanto para nosotros como para nuestros acompañantes lo que siempre es de agradecer. Era fácil devolver el chip y recuperar en efectivo los 10 euros que habíamos pagado con tarjeta, el acceso a las duchas y servicios estaba bien señalizado, y aunque el agua estaba fría os aseguro que se agradecía al meterse bajo el grifo. Por cierto, un tirón de orejas para la señora que se nos metió en el vestuario masculino "con tól morro" y que seguro que no tenía nada que ver con la organización, iría a presenciar el especta-culo.
A muchos se nos solapó la comida con el sorteo, así que no sé si me tocaría algo porque me perdí la mitad y en la otra parte no me cayó nada. La carpa era pequeña para tanto comensal y la cola que se formó a eso de las tres de la tarde era larga, más si tenemos en cuenta que ya habíamos tenido suficiente sol en la ascensión a San Juan de la Nava. Confieso que me bebí tres cervezas y dos botellas de agua mientras comía. Por cierto, el trabajo de los cocineros, genial. Los macarrones, la carne, el melón, todo estaba buenísimo.

Y al final...
Pues volver a casa y esperar a que llegue el próximo año y nos toca el cuadro Cervélo. Quiero, sobre todo, agradecer a la organización, especialmente a Víctor, a Jesús y por supuesto a Carlos, cómo se desvivieron para darnos una espléndida mañana de ciclismo, de ese que está al alcance de casi todos los públicos, en el que quienes nos atrancamos subiendo San Juan de la Nava tras ciento quince kilómetros nos sentimos casi como si fuésemos unos héroes.

La Ciclomarcha, afortunadamente, es otro mundo, cicloturismo en estado puro. Si quieres correr corres, si quieres ir despacio puedes disfrutar del paisaje, la gente de la organización siempre está disponible, te tratan con una amabilidad exquisita, y el entorno merece la pena. Seguramente Carlos y la Fundación nos han marcado el camino que debería seguir el ciclismo en el futuro, entendido como un deporte para todos los públicos, en el que lo importante no sea regar de sangre la carretera ni dejar destrozados a los rivales o bajar a tumba abierta para que los demás se queden muertos de miedo. El ciclismo que casi todos podemos practicar, ese en el que no hay que llevar bicis de seis mil euros y en el que no importa llevar los bolsillos del maillot ocupados ni tapones en las válvulas de las ruedas, es el que da de comer a la industria de la bicicleta. Por supuesto que el deporte-espectáculo tendrá que seguir y que seguiremos necesitando ver las grandes batallas entre esos superhombres capaces de correr el Tour, pero ojalá sigamos reivindicando la bici como medio de disfrute. ¡Larga vida al ciclismo pacífico!

domingo, 8 de agosto de 2010

Muchas gracias, amigos


Acabo de volver de Ávila, más concretamente de la II Ciclomarcha Carlos Sastre, de la que, por cierto, mañana mi padre pondrá la crónica (llegó algo cansado, jeje). Pero yo ahora quiero hablar de los organizadores, la Fundación Provincial Deportiva Víctor Sastre. Ayer me encontré con una persona con la que ya estuve el año pasado y que es lector del blog (el año pasado, por estas fechas, no me conocía aún). Me paró y me dijo: "Tú eres Alejandro, ¿verdad?". ¿Y esto?¿Una persona de la Fundación Provincial Deportiva Víctor Sastre hablando conmigo y llamándome por mi nombre? "Sí, soy yo". Resulta que, como he dicho, era lector del blog. Estuve un ratito hablando con él. Paciencia y amabilidad son las dos palabras que mejor lo describen. Más tarde, estuvimos mi padre y yo otra vez con él (antes mi padre no estaba). Le preguntamos por la anécdota que nos sucedió el año pasado a él y a mi, y nos dijo que algo le sonaba. Pasó entonces Víctor Sastre, padre de Carlos Sastre, por allí y este hombre (Jesús, creo) lo llamó. Vino a vernos y Jesús (que me perdone si no te llamas así), le dijo que tenía un blog y que me gustaba mucho el ciclismo. Y empezó a hablar conmigo: fue una aunténtica alegría que el padre del ganador del Tour de Francia y, además, el que lleva al Fundación Provincial Deportiva Víctor Sastre, de la que han salido ciclistas como Chava, Mancebo o su propio hijo, Carlos, estuviera hablando conmigo. Al final, nos hicimos una foto Jesús, Víctor Sastre y yo y una de la que no me enteré, que es la de arriba.
Estos dos somos: Jesús y yo, cada uno con una camiseta distinta de la II Ciclomarcha Carlos Sastre.
Aquí estamos Víctor Sastre y yo a las puertas del Pabellón Víctor Sastre.

Pero no solo de los organizadores vive el hombre, y también se acercó el hijo de Víctor, Carlos Sastre, para firmar todo lo que se le pusiera por delante. Yo le dejé mi boli ayer y se lo quedó, es decir, que he tenido un boli que ha firmado todo lo firmable por Carlos Sastre ayer. A mi me firmó la camiseta que llevo en las fotos (que, por cierto, es ganando una etapa del Tour de Francia 2003, cuando levantó los brazos y se puso el famoso chupete). A mi padre, el maillot Castelli de la marcha de este año y, a mi hermano pequeño, un póster. Conmigo, además, se hizo una foto:

Carlos es una gran persona, muy majo, y que se mostró muy agradable y simpático con todos los que nos poníamos delante de él para que nos firmara algo o nos pudiéramos hacer una foto con él. Yo, sinceramente, lo he visto mucho más delgado que el año pasado; también hay que decir que venía de disputar el Tour, como el año pasado, y de hacer tercero en la Clásica de San Sebastián.
En fin, quiero decir que ha estado muy bien.