lunes, 15 de septiembre de 2014

Vuelta a España 2014: opiniones personales

Ayer finalizó la Vuelta a España, la última gran vuelta de las tres grandes, y también la última carrera importante a nivel profesional antes del Mundial. Me gustaría dar una opinión personal acerca de la ronda española.
Comienzo por los ciclistas. Creo que la Vuelta ha tenido una buena representación. Las dos grandes figuas del TOur, Alberto Contador y Chris Froome, se dieron cita junto al vencedor del Giro, Nairo Quintana, y su compañero de equipo Alejandro Valverde; el catalán Joaquim Rodriguez; el murciano Alejandro Valverde y el italiano Fabio Aru. Estos, a la postre, han sido los primeros de la clasificación general, dando cierta batalla en las etapas montañosas. Pero me han llamado la atención algunas cosas. El corredor del Sky, Chris Froome, no tenía la misma fuerza para arrancar que en el TOur donde acabó de amarillo, ni tampoco hemos visto la esa exageración de sudor en aquella edición de la ronda gala. Creo que ha demostrado que es humano, igual que el resto, y que ganes lo que ganes vas a sufrir. Los puertos los ha subido centrándose en su ritmo, lago que seguramente le ha beneficiado, pudiendo ir cogiendo a ciclistas maduros poco a poco, y en esos momentos que ha atacado, creo que lo ha hecho no para sacar tiempo, sino para quitar a Alberto del liderato. Quizá, de haber corrido con algún tirón más hubiese sacado más tiempo al tercero, pero si esta estrategia va bien...

Alberto creo que ha demostrado una visión de carrera muy buena. Me ha gustado cómo ganó las etapas, a rueda del británico, gastando lo menos posible para luego atacarle y sacarle unos pocos segundos. ha estado pendiente de él en todo momento, al fin y al cabo era, para mi, su rival directo, porque ni Valverde ni Joaquim pueden pelear contra Froome en carreras de tres semanas. Sin embargo, el murciano del Movistar y el catalán del Katusha me han dcepecionado un poco. Se hablaba de congtrol excesivo entre los tres españoles, pero yo no lo veo así. Contador debía de ir muy pendiente de Chirs, pero no podía olvidarse de los otros dos, porque estaban ahí y podían montarle una emboscada. Por parte suya, claro que hubo control hacia los otros dos españoles, ¡pero era el íder! Yo creo que deberíamos hablar más del control entre Joaquim y Valverde solos, sin meter a Contador de por medio, pues creo que él simplemente ha ido vigilando a los rivales que pudieran darle guerra, y sabía que ellos dos podían hacerlo. Para mi sí que creo que más que ir vigilándose, ambos ciclistas deberían haberse puesto de acuerdo en ciertos momentos y distanciar Froome, olvidarse de atacar uno al otro en cualquier momento. Pero, repito, Contador vigiliaba por ser el líder, para poder mantener ese liderato.

 Tercero y cuarto creo que no se han entendido, lo que puede haber involucrado de rebote a Contador. En alguna ocasión Alejandro y Purito debieron tirar para reventar a Chris, para sacarle lo máximo posible; sin embargo, la primera vez Valverde se largó porque, como luego confesó, no se fiaba ni de Alberto ni de Joaquim. Puede que de haberse puesto los tres juntos a tirar como posesos habrían sacado cierto tiempo a Froome. Luego, con Contador ya con el maillot rojo bien afianzado, se dio otra situación similar y el de Pinto, con todo su buen criterio, decidió que la cosa estaba entre los otros dos españoles, pues antes que peligrar su liderato peligraban las posiciones de Alejandro y Joaquim. Valverde tomó otra vez las riendas y se largó. Creo que de haberse puesto de nuevo de acuerdo, primero con el del Katusha y después con el del Tinkoff, habrían sacado más tiempo al británico. Para mí, ahí Valverde perdió el segundo y Purito las opciones a podio, porque Contador sabía perfectamente a quién y por qué controlaba, además de cuándo debía apretar a Froome, como ha demostrado, por ejemplo, en la etapa de los Ancares.

Y me gustaría decir que el italiano del Astana creo que tiene mucho futuro en el ciclismo. Se ha peleado con los mejores en esta Vuelta a España, y dará mucha más batallas en otras pruebas. Atentos a él, porque creo que tiene cualidades suficientes como para estar aún más adelante.
Cambiando un poco el tercio, pero siguiendo un poco vinculado a los deportistas, quienes al fin y al cabo se encargan de hacer de una simple carrera algo grande, creo que esta Vuelta a España ha sido interesante. Nos ha faltado gente como Quintana, que se fue al suelo en una de las cronos, y quizá, pese al nivel mostrado en el Giro, podía haber mostrado un nivel interesante para dar cierta guerra, pero aún así hemos podido ver ataques de los favoritos. No ha sido una carrera de reservar, resevar y reservar por parte del líder, como pasó en el Tour con Nibali, que una vez vestido de amarillo se limitó a mantenerlo, aquí hemos visto a un Contador que ha ido delante y ha luchado junto a otros ciclistas como el británico Chris Froome, o los españoles Alejandro Valverde y "Purito" Rodríguez. Puede ser, y ésto sí que es verdad, que la carrera haya quedado muy reducida a los cinco primeros, olvidándonos un poco de otros ciclistas de calidad. Si nos ponemos a pensar, en las etapas hemos hablado solo de quienes han dado más espectáculo, es decir, los cinco primeros (Valverde, Froome, "Purito", Contador y Aru), y no hemos mirado que, por ejemplo, Samuel Sánchez que ha sido sexto, o que Luis León Sánchez ganó el maillot de los lunares, si hablamos de españoles. Si hablamos de ciclistas de otras zonas, Degenkolb se llevó el maillot verde, mientras que por equipos el primer clasificado fue el Katusha.  Por cierto, hablando del Katusha, también hay que hablar del ciclista Dani Moreno, que se ha dejado ver trabajando en varias ocasiones para Joaquim.

Las etapas, creo que han sido interesantes. La Vuelta busca siemper tener espectáculo, en algunas ocasiones no estoy de acuerdo, pero normalmente sí que se ve guerra, los ciclistas no son tan de ir a reservar y se pueden montar ciertas emboscadas. Pero este año no me ha gustado el hecho de que la última etapa haya sido una crono. Creo que, si de esos 21 días de carrera, con únicamente dos de descanso, los ciclistas se toman la última etapa más para disfrutar de lo que es acabar una grande, de haber podido completar esas 21 etapas, de poder disfrutar de un día tranquilo dentro de una carrera que solo unos pocos elegidos, aquellos que llamamos ciclistas profesionales, pueden disputar, no va a pasar nada. el recorrido, teniendo en cuenta que en Galicia suele haber lluvias, no tenía pinta de ser apropiado para disputar una crono, donde los ciclistas llevan velocidades de auténtico vértigo. Si ya van rápidos en las etapas normales, sobre la cabra... El día de lluvia, algo que podemos catalogar de normal en la zona norte nuestro país (Galicia, Asturias, País Vasco...) no dejó lucir a esa crono por Santiago de Compostela. Realmente, los ciclistas prefirieron no arriesgarse a una caída (y aún así hubo), se dedicaron simplemente a acabar la etapa. Creo que Alberto fue disfrutando de cada pedalada, de cada kilómetro y de cada segundo de esa crono, siempre atento, supongo, a las referencias con Chris, pero ante todo, saborear, aunque fuera sobre la cabra y no en una etapa tranquila de ruta, su triunfo en la Vuelta. No arriesgo en el recorrido para evitar caídas, lo que sí podriá provocar que su triunfo se viera en peligro, y simplemente, disfrutó.
Ahora, a esperar a los Mundiales de Ponferrada para vivir de nuevo ciclismo en estado puro. Y a esperar otro año para saber qué pasará en la Vuelta del 2015.