miércoles, 25 de enero de 2012

Una ayuda al cicismo de base

Es de lo más normal hablar del ciclismo profesional y, a mayores, de los corredores que están compitiendo en élite y sub-23 en carreras como el Trofeo Iberdrola. Pero creo que nos olvidamos de algo que es fundamental en el ciclismo y, sin ellos, este deporte (al igual que el resto) se iría al traste: estoy hablando del ciclismo base.
En el ciclismo base se podrían decir que están las categorías que comprenden desde los más pequeños que están en las Escuelas de ciclismo, hasta los Infantiles o Cadetes, depende de cómo se quiera considerar.
Lo que sí debemos considerar es lo mencionado más arriba: sin ellos, no habría ciclismo, ni profesional ni gaitas, no habría ciclismo.
Cada vez hay menos gente que quiera competir en nuestro deporte (por suerte, sí que hay cada vez más cicloturistas que van a las marchas). ¿Por qué? Puede que porque es mucho más cómodo que los chavales hagan otros deportes que pueden ser menos peligrosos, donde los desplazamientos son más breves y casi los podemos ver "sentados desde el sofá de casa". Pero, ésto no es así, el deporte no es estar sentado viendo al hijo hacer un deporte no excesivamente peligroso.
Debemos ser conscientes de que el ciclismo enseña unos valores que tan solo ciertos deportes nos pueden enseñar. Éstos valores nos harán a falta tanto para nuestra vida diaria como para practicar otros deportes "no tan peligrosos". Pero parece que, en esta sociedad, el ciclismo, entre unas cosas y otras, está muy mal visto, tanto practicarlo como verlo, y si es competir, ya ni me lo quiero imaginar.
El otro día, mientras iba en una sesión de entrenamiento de carrera a pie, vimos a unos ciclistas del equipo de Zamora. En total, ¡4 ciclistas más el monitor! ¿Qué es ésto? Dentro de poco, me imagino a los monitores dirigiéndose entre ellos, porque no habrá chavales a los que dirigir. En las Escuelas de ciclismo cada vez hay menos gente, menos chavales dispuestos a hacer un entrenamiento de calidad, unas series, un rodaje de 3 horas...
¿Una solución? Intentar promover el ciclismo, como ya se hace en ciertas partes de nuestro país, pero éso de "en ciertas partes" tendría que cambiar a ser "como ya se hace", y el que tendría que decir éso no sería yo, sino alguien de otro lugar. Para éso, necesitamos promover al máximo el ciclismo base, intentado organizar carreras en los barrios de las ciudades, dar a conocer las pruebas importantes de ciclismo que haya en una ciudad o cerca de ella, si pasa una gran carrera profesional por allí, intentar que los más pequeños vayan a verlas y, así, les entre el gusanillo del ciclismo... Hay muchas formas de conseguirlo, pero necesitamos las ganas.

2 comentarios:

Javier C dijo...

Amigo Alex, desgraciadamente es cómo tú bien dices. Es contradictorio que teniendo arriba tantísimo nivel, con Contador, Valverde, Cobo etc... Seamos incapaces de promocionarlo cómo es debido, desde las escuelas, en los barrios etc.. solución? Amar la bicicleta e insistir a nuestros gobernantes de que apoyen la base, porqué de aquí a diez años no tendrán con quién hacerse la foto de rigor. Un ejemplo claro es el proyecto AULA EN BICI en Aragón, y Su mentor Sergio Pérez está dañandose los nudillos de tanto trucar puertas.

Alejandro, el webmaster dijo...

Javier, debería haber más proyectos como el de Sergio para intentar promocionar el ciclismo entre los más pequeños, que aún son "moldeables" y, si se les mete deporte desde pequeños, evitarán problemas de mayores, aparte de que, así, nos aseguramos de que dentro de 10 ó 15 haya ciclismo profesional.
Saludos.